top of page

Deforestación e indicadores sociales

Una mujer caminando por la plantación de café hacia el horizonte.
Foto de: Colección Café Apuí Agroflorestal

Recientemente, Imazon publicó un estudio que revela una correlación entre bajos indicadores sociales (el estudio utiliza el IPS – Índice de Progreso Social) y altas tasas de deforestación en la Amazonía. El dato es más que una mera estadística, es una clara advertencia sobre la necesidad de más estudios y es un indicio más de la interconexión entre la conservación del medio ambiente y el bienestar de las personas y de la sociedad en su conjunto. El estudio revela un


“(...) bajo progreso social para los 28 millones de habitantes que viven en la Amazonia. La región continúa enfrentando serios problemas de progreso social, caracterizados por un IPS general (54,32) inferior al IPS de Brasil (67,94). (...) Desde el inicio del ciclo de ocupación de la Amazonía basado en la deforestación en los años 1970 hasta la actualidad, los resultados sociales, económicos y ambientales han sido desastrosos. En 2020, la Amazonia contribuyó sólo con alrededor del 9% del PIB nacional y generó el 52% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Brasil”.

La investigación resalta algo que la Iniciativa Agroflorestal Café Apuí entiende profundamente. Estamos ubicados en un territorio donde la deforestación es una realidad y, por tanto, vemos una oportunidad única para crear cambios positivos a través de la bioeconomía. Para cambiar el contexto ambiental, es necesario unir los aspectos sociales, económicos y ambientales en un nuevo modelo de desarrollo sustentable, como el que operamos en la región de Apuí desde hace 12 años.


Nuestro café agroforestal es una respuesta a la urgencia ambiental y social. Al unir – en una misma cadena productiva – a pequeños productores locales, la conservación de bosques y la promoción de prácticas sustentables, la Iniciativa propone la construcción de más que un café, una propuesta para un futuro más prometedor. Apuí es una de las 89 ciudades (de 772 de la Amazonia) que se encuentran en el peor rango de la clasificación del IPS, con IPS 49,49, en la posición 704 de 772 del ranking.


Involucramos a la comunidad local, fortaleciendo la cadena productiva en el territorio, ofreciendo a los pequeños productores la posibilidad de prosperar con la garantía de la venta de todo el café agroforestal producido y la venta futura de créditos de carbono. Esto no sólo permite el desarrollo social, sino que también fortalece la resiliencia de estas comunidades y de toda la economía local. Con la recuperación de áreas degradadas con sistemas agroforestales, las familias socias producen alimentos entre líneas de árboles nativos y café, contribuyendo además a su seguridad alimentaria e ingresos familiares, especialmente con el apoyo de la certificación orgánica que ofrecemos, la cual agrega valor a sus productos.


Este modelo agroforestal no sólo previene la deforestación, sino que contribuye a la regeneración de áreas que fueron degradadas. Es un compromiso palpable con la conservación del medio ambiente, y cada bolsa de café producida representa un paso en la dirección correcta. La población local es responsable, junto con la Iniciativa, de la regeneración de los ecosistemas, la conservación de los bosques nativos en sus propiedades y prospera a partir de ello. Hoy en la región hay 115 familias, 159 hectáreas de áreas recuperadas y 7700 hectáreas de bosques en conservación. En 6 años, ya compramos R$ 877.000,00 en café agroforestal, además de generar empleos en toda nuestra cadena de restauración y producción de café, al fin y al cabo, nuestro café sólo sale de Apuí listo para el consumo del cliente final: ¡procesado, tostado y envasado!


La Iniciativa Café Apuí Agroflorestal no se trata sólo de café, se trata de educar, crear conciencia e inspirar cambios. Queremos que todos los consumidores comprendan que elegir un café puede tener impactos duraderos, porque la taza de café consumida está ligada a una larga cadena de cambios de comportamiento cultural que cambian el impacto de negativo a positivo.


“La Amazonia tiene un enorme potencial de desarrollo sin deforestación, principalmente a través del aumento de la producción agrícola en áreas ya deforestadas y la mejora de la bioeconomía y el pago por servicios ambientales donde el bosque permanece en pie”, sugiere el cofundador de Imazon y coordinador de la investigación, Beto Verísimo.

La correlación entre deforestación e indicadores sociales no debería ser una sentencia de condena. Tiene que ser un llamado a la acción. Al caminar con el primer café agroforestal sostenible de la Amazonía brasileña y otros productos con impacto positivo, consumidores, inversores, gobiernos y empresas eligen un futuro en el que la calidad de vida y la salud del planeta van de la mano.


¡Únete a este viaje de transformación, una taza a la vez! Descubre Café Apuí Agroflorestal.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page